VACACIONES BARATAS EN PUNTA DEL ESTE

Sabemos que Punta del Este no es sinónimo de baratura; sin embargo es posible disfrutar esta ciudad playera sin presupuestos monumentales. Acá 5 consejos.

1. Busca tu alojamiento en hostales o en Airbnb.com. Los hostales siempre son un comodín, pero ojo que en Punta del Este los precios son elevados. Si lo que buscas es algo más familiar o más privado, te aconsejo vitrinear entre las muchas opciones que hay de habitaciones privadas en Airbnb. Es una buena opción porque tienes el input de los locales que viven en la casa para recibir los mejores datos; pero además tienes un espacio propio en el que nadie te va a molestar. No es una ganga, pero sin duda es mucho más barato que hospedarse en un hotel.


2. No comas en restoranes. Lo sé, ¡¡¡qué horror!!! Con lo maravilloso que es ir a comer afuera..., pero si quieres ahorrar, la mejor opción es preparar tus propias comidas. Si estás alojando como te aconsejé arriba, de seguro tendrás acceso a cocina. Anda al minimarket, compra atún, tomates, pan, galletas y hazte unos picnic playeros. Para desayunar compra una caja de cereal y un kilo de yogur. Abusa de las frutas y verduras. Snacks de zanahoria son una buena alternativa. Compra jugos o bebidas grandes y traspásalos a botellas de medio para llevar a la playa. Todo esto es fácil de hacer, no te creas que serás esclavo de la cocina. Es rápido, rico y saludable, no te arrepentirás. Y si eres como yo, un alfajor ocasional no está de más... Bonus: Si te portaste bien durante toda la estadía y te sobran unos piticlines, prémiate yendo a comer algo especial.

3. Considera llegar en bus. Si estás en una ciudad cercana, no desestimes la opción de viajar en bus. Yo llegué a Punta del Este desde Buenos Aires. Es un viaje de 10 horas más o menos y el pasaje me costó 702 pesos argentinos. Los buses son cómodos y el terminal está a 5 cuadras de la casa en que me hospedé. Si estás en Santiago hazte un Santiago-Buenos Aires en bus; disfruta unos días en la capital de Argentina y luego parte a Punta del Este, también en bus. ¿Qué mejor? También puedes viajar por la vía marítima este último tramo.

4. Trasládate en buses por la ciudad y sus alrededores. La típica micro existe aquí. Quienes trabajan en la ciudad son los que conocen los recorridos y paraderos. Pregunta por dónde pasa y así podrás visitar otros sectores a un precio más barato que el que te cobrará un tour o un taxi.

5. Aprovecha de caminar. Si tienes buenas las piernas y los pies, aventúrate a disfrutar de largos paseos por la orilla de las playas e irás descubriendo diferentes fisonomías en cada sector. Lo mismo en las tardes, recorre el centro de la ciudad y la rambla disfrutando del mar, las luces y la gente. Pasear es gratis y además te pone en forma.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.